“No” es una de las palabras más cortas y poderosas de nuestro vocabulario, muchos de los personajes de la historia que hoy admiramos pagaron con sus vidas el precio a decir “no”. Sin embargo, es tal vez una de las más difíciles de usar. La falta de su uso en momentos cruciales puede llevarnos a sentir estrés, incomodidad o descontento.

Uno de los pasos más grandes que usted puede tomar hacia su cambio duradero es el aprender a usar esta gran herramienta que lo protege a usted y a sus intereses. El expresar “no” es mas que una simple declaración, es una forma de manifestar autonomía, poder sobre usted mismo y sobre sus acciones, y no es acaso eso algo que ha estado buscando durante algún tiempo; Autonomía, el poder de ser usted mismo el que lleve el control sobre su vida.

Relacionado: Usos del coaching ejecutivo 

Decir “no” es una de las mejores formas de respetarse a usted mismo, ya que cada vez que usted quiera decir “no” y falle en expresarlo compromete su dignidad, además de negar la importancia de sus decisiones ante las peticiones o demandas del otro, sea quien sea; jefe, pareja, hijos, amigos, padres etc.

¿Por qué evitamos decir “no”?

Desde muy pequeños que creamos la asociación entre la palabra “no” y el rechazo, por otra parte no era suficiente que nos dijeran no, esta palabra usualmente viene cargada de emociones fuertes o con gritos, Así pues crecemos pensando que reusarnos a algo o a alguien es una señal de rudeza o mala educación.

Evitamos usar “no” como un sistema de protección, en especial con aquellas relaciones que consideramos importantes, valiosas y productivas para nuestros intereses. Es por eso que nos es tan difícil decir “no” a clientes, amigos, familia, pareja o jefe.

Esto tiene sus consecuencias, por fallar en usar la palabra “no” usted puede haberse visto involucrado en situaciones no deseadas o haciendo actividades que en realidad desearía no hacer o que a corto plazo pueden comprometer su seguridad.

¿Cómo decir “no” efectivamente?

  • Sea claro: Exprese un no contundente y evite mal entendidos
  • No disfrace los motivos para decir “no”: Si el motivo es porque no quiere, no lo esconda diga exactamente eso, de igual forma la otra persona va a pensar que usted no quería y estaba diciendo mentiras o inventando excusas.
  • No se disculpe por decir “no”: Usted no está obligado a nada. El disculparse genera sentimientos de compromiso para enmendar su “error” (disonancia cognitiva). No se disculpe por no querer hacer algo.
  • No busque enmendar su “falla”: El decir “no” puede generar sentimientos de culpa, o de deuda. Evite comprometerse a hacer algo más en el futuro por haber dicho “no” hoy.
  • Mantenga su negativa decentemente: Al ser “no” una poderosa negativa muchos tienen la percepción de que esta debería ser usada con fuerza para ser escuchada. Sencillamente diga “no”.
  • Piense en usted está primero: Olvídese de lo que la gente va a pensar de usted… si usted prefiere tener a todo el mundo contento en vez de a usted mismo su problema es otro.
  • Mantén tu posición ante la insistencia: Existen personas que saben que entre más insistan más comprometido te sentirás a decir “si”.

Relacionado:Beneficios de decir «no»

Sus límites inician con la palabra no. Es hora de empoderarte con esta herramienta.

Si deseas aprender más estrategias para darte el lugar que mereces da clic aquí 

ENGLISH »