El medio que nos rodea nos ha hecho pensar que el éxito o el fracaso pueden ser atribuidos al resultado de un solo evento fortuito. Nos pide que pensemos que todo lo que tienes que hacer para lograr tus metas es encontrar le negocio, la persona o la inversión adecuada, básicamente pareciera que los sueños, metas, logros, objetivos son más una cuestión de suerte que de trabajo duro, enfoque y disciplina.

No voy a negar que allá afuera existen personas que con su testimonio de vida pueden decir que de un día para el otro sus vidas cambiaron, sin embargo, esos casos son tan conocidos debido a que son raros y poco comunes, es decir, esos casos y esas personas son la excepción, no la regla.

La regla indica que si quieres algo debes estar dispuesto a trabajar por ello, a realizar sacrificios, a abandonar el placer del hoy por los frutos del mañana y ese es el problema. ¿Cómo sacrificar el placer del hoy cuando nuestro cerebro está condicionado a buscar todo aquello que es placentero y se siente bien hoy?

Todas las personas con las que tengo sesiones de coaching saben de una forma u otra aquello que desean de su vida, todas estas personas tienen grandes ideales para su vida y para aquellos que los rodean. Ninguno de ellos se levanta una mañana en su vida y decide vivir el resto de esta gordo, enfermo, solo y sin plata.

Sin embargo, las decisiones que toman hoy no son consecuentes con los grandes ideales que quieren para su mañana. Es decir, pareciera que sin darse cuenta día a día se dirigen más hacia el futuro que tratan de evitar que hacia aquel que desean vivir.

¿Cómo cambiar esto? La clave no está en tomar una gran decisión llena de valentía y gloria. La clave está en observar aquellas pequeñas  acciones que se toman día a día a través de un lente más amplio de tiempo, a esto es a lo que me refiero.

Coach Andrés C coach de vida bogotá te ayuda a tomar grandes decisiones en tu vida

Piense en lo siguiente, para un fumador un cigarrillo es solo eso, un cigarrillo, en ese momento crucial de tomar la decisión de fumar o no, las opciones son: un cigarrillo o abstenerse del placer de un cigarrillo (esto lo vamos a llamar una decisión local), es decir una decisión en el momento presente.

Si el mismo fumador pudiera ver de manera tangible las colillas de los cigarrillos que ha fumado en el transcurso de su vida, tal vez no fumaria ese otro cigarrillo (esto lo vamos a llamar una decisión global), es decir una decisión pensada en un espacio de tiempo más largo.

El fumador no ve nada grave en fumar un cigarrillo (decisión local), pues a nadie le dio cáncer por fumar “UN cigarrillo”. Sin embargo, al darle un marco de tiempo más amplio en referencia a la acción, la decisión puede cambiar ya que es la suma acumulada de los “un cigarrillo” la que causa el daño (decisión global).

También puede leer como cambiar si depender de su fuerza de voluntad

Nosotros los seres humanos no tenemos la capacidad instintiva de pensar a futuro cuando se trata de tomar decisiones, es decir, nosotros estamos condicionados a pensar de manera local, las decisiones globales requieren de un esfuerzo consciente para que tomen lugar.

Así que cuando pienses en tomar otro trago, comer otra empanada, no ir al gimnasio hoy. No lo veas a través del lente de uno más, sino a través de las consecuencias de un tiempo más largo. Así te das cuenta que la suma de cada evento aislado tiene consecuencias que pueden no ser favorables para ti en términos de tiempo futuro.

Lea por qué deberías olvidarte del futuro aquí

En mis procesos de coaching de vida hacemos visible las consecuencias de las pequeñas decisiones y creamos maneras de cambiar realidades, por medio de la construcción de las pequeñas acciones que construyen la vida que quieres vivir.

Te invito a ser el cambio que quieres ver solicita una sesión de coaching aquí.

Coach andrés c cpach de vida bogota te ayuda amantener tus emociones bajo control

Coach de vida bogotá. Coach Andrés C te enseña a mantener tus emociones bajo control

ENGLISH »